Taekwondo

Taekwondo

 

¿POR QUÉ PRACTICAR TAEKWONDO?

Como cualquier arte marcial requiere auto-disciplina y determinación. El Taekwondo ofrece una variedad de movimientos, patadas y puñetazos, que mantienen la mente estimulada y el cuerpo fuerte. Aprender a controlar sus movimientos, perfeccionar sus formas y memorizar patrones requiere concentración y enfoque.

Taekwondo en niños.

El Taekwondo es una actividad de aprendizaje total. Las clases se adaptan a la edad y habilidad de su hijo.
Su hijo comienza practicando patrones y formas básicas y de una forma divertida aprende a patear, bloquear, golpear, etc.
Estas habilidades fundamentales aumentan la coordinación física, flexibilidad, equilibrio y agudeza mental.
El Taekwondo desarrolla en el niño habilidades atléticas, conciencia de sí mismo y mejora las capacidades del niño en auto defensa.
La práctica de Taekwondo hace hincapié en el desarrollo moral. Los niños aprenden el respeto a sí mismos y a otros, una alta concentración y una mayor autodisciplina y autocontrol.
La autodisciplina que se desarrolla como resultado de aprender y practicar las técnicas se traslada a otras áreas de la vida del niño.
El paso de grado ayuda a que el niño aprenda a concentrarse en objetivos y trabajar hacia conseguir nuevos logros.
La autodisciplina y respeto que el Taekwondo desarrolla, proporciona a su hijo las habilidades y mentalidad necesaria para sus retos diarios.

Taekwondo en adultos.

El Taekwondo fortalece su cuerpo y mejora su salud a través del ejercicio físico. Independientemente de su condición física actual, los principiantes en Taekwondo aprenden movimientos básicos que gradualmente ayudan a fortalecer y tonificar el cuerpo, aumentar la flexibilidad y mejorar la resistencia.
Ejercicios de tensión isométrica y dinámica que le permitirán tener un mejor tono muscular y más fuerza, mediante técnicas de estiramiento seguro y fácil mejorará la flexibilidad, mientras que los ejercicios de respiración y concentración conducen a reflejos y sentidos más agudos.

Desarrollar la disciplina mediante la capacitación a fondo de su cuerpo y mente en los principios y técnicas de Taekwondo.
Fortalecer la mente y el cuerpo a través de una mayor coordinación física y disciplina mental.
La disciplina del Taekwondo conduce a aumentar la energía, mejorar la salud y el estado físico, proporcionando una mayor coordinación y una mayor autoestima.
Estas cualidades son vitales para una vida más larga y más feliz.